Ley Segunda Oportunidad

¿Me puedo acoger a la Ley de segunda oportunidad?

La Ley de Segunda Oportunidad está diseñada principalmente para ciudadanos particulares y para autónomos.

El nombre se debe a que la cancelación de la deuda permite empezar desde cero a estos colectivos nombrados anteriormente, que hasta 2015 debían responder al pago de sus deudas con todo su patrimonio, y que ahora pueden liberarse si se cumplen determinados requisitos.

Si quieres saber más sobre la Ley de segunda oportunidad y comprobar si te puedes acoger, rellena el siguiente formulario. En tan solo unos segundos, sabrás si es posible cancelar tus deudas.

Si quieres obtener más información puedes consultar el PDF publicado en el BOE pinchando en este enlace.

Trabajamos para que la resolución de la Ley de Segunda oportunidad sea firme y puedas quedar EXONERADO de tu DEUDA.

¿En qué podemos Ayudarte?

Los artículos 89 a 92 de la Ley Concursal, destacan que la deuda tiene que haberse originado antes de la declaración del concurso de acreedores y supondrán las siguientes ventajas:

  • Paralización de posibles ejecuciones o desahucios.
  • Paralización de intereses.
  • Reducción de la deuda en determinadas circunstancias.
  • Prolongación de plazos para reintegrar el dinero hasta 5 años después.
  • Negociación con los acreedores para la consecución de convenios extrajudiciales o propuestas de acuerdos entre ambas partes.
  • Posibilidad de acogerse a la Propuesta Anticipada de Convenio, con quitas de hasta el 50% de la deuda y plazos de espera de 5 años.
  • Levantamiento de ejecuciones judiciales sobre viviendas y otros tipos de activos.
  • Suspensión de embargos.
  • Liberación o condonación de deudas para personas físicas y autónomos mediante mecanismos legales.
  • Derecho a la inembargabilidad de alimentos y necesidades básicas de la familia, según las disposiciones de la Ley de Enjuiciamiento Civil.
  • Posibilidad de enajenar activos para lograr recomponer la situación de endeudamiento.
  • Pagos anuales después de la firma del convenio cuando se obtiene fallo favorable, realizando el primer desembolso del pago después de un año de transcurrida la sentencia.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *