El anteproyecto de ley para la reforma de la Ley Concursal introduce otra medida para adaptar la normativa europea.

Se prevé una reforma del procedimiento de Segunda Oportunidad, que va dirigido a las personas físicas y autónomos con el objetivo de fomentar a los beneficiarios la continuidad de su actividad laboral o empresarial. Entre las medidas, se introduce la posibilidad de acceder a la exoneración de las deudas sin la liquidación previa del patrimonio del deudor, y pudiendo incluso mantener su vivienda habitual, bajo ciertas condiciones. Y para el autónomo abre la posibilidad de continuar con su actividad.

Todo ello supeditado a un plan de pagos con los acreedores, que tendrá una duración máxima de 3 años, que puede ampliarse a 5 años, en caso de que no se enajene la vivienda habitual del deudor.

Por otro lado, se aumenta la relación de deudas susceptibles de ser exoneradas y se flexibilizan algunas restricciones para el acceso a las exoneraciones.

Este proyecto de ley incluye una reforma del procedimiento concursal para incrementar la eficacia. Se espera que las modificaciones sirvan para agilizar el procedimiento y reducir su duración, estableciendo unos tiempos máximos en cada fase del procedimiento.